Hotel y establecimiento nocturno en Cartagena fueron cerrados por violar Toque de queda.

Se encontraron más de 600 personas en los dos inmuebles.

El grupo Élite, integrado por la Secretaría del Interior y la Policía, ubicó en la madrugada a dos establecimientos que no cumplían con las medidas de bioseguridad y violaban el toque de queda establecido por la Administración Distrital.

Durante la segunda noche de toque de queda, las acciones se desarrollaron en el corregimiento de La Boquilla, en el Hotel Nápoles, donde se encontró una fiesta clandestina en la que participaban más de 60 personas, la gran mayoría turistas de distintos lugares de Colombia.

«En este inmueble se violaban las medidas de bioseguridad y el decreto del alcalde, William Dau Chamat, sobre el toque de queda. Llegamos después de 12 de la noche, y encontramos que habían ocultado a los asistentes de la fiesta. Se procedió a cerrar el establecimiento por 10 días, al no tener la documentación completa y más de 20 personas encerradas en un cuarto sin ventilación. Fue una situación verdaderamente violatoria de todas las medidas para contener y prevenir el contagio de la COVID – 19″, señaló David Múnera Cavadía, Secretario del Interior y Convivencia Ciudadana a noticiasvital.com.

Terminado el procedimiento se procedió a verificar el cumplimiento del cierre de todos los establecimientos abiertos al público.

Operativo en El Bosque
Gracias a una serie de informaciones entregadas por la ciudadanía, pasadas las 2:30 de la mañana se recibió un reporte, en el que.se indicaba que había un sitio abierto al público donde habían más de 500 personas.

En el lugar, llamado Nexus, se encontró una «rumba» que violaba el toque de queda, el aforo permitido, las personas en su mayoría estaban sin tapabocas, con cumplían con el distanciamiento, y el inmueble no tenía ninguna ventilación, convirtiéndose en un generador de condiciones propicias para el incremento de los contagios del virus

«Al detectar todas estas irregularidades se procedió a imponer una sanción de 10 días de suspensión de la actividad comercial», señaló @DavidMúneraCavadía, quien ratificó que el mensaje como Administración es que las acciones de control se cumplen en La Boquilla, el Centro Histórico y en toda la ciudad.

«Vamos a continuar con estos operativos y le pido a los establecimientos de comercio cumplir con la ley. Deben cerrar antes de las 12 de la noche, mientras esté vigente el toque de queda, sino seguiremos sancionando a los infractores teniendo en cuenta que todavía seguimos en medio de la pandemia, como todos sabemos en las últimas semanas se ha incrementado el contagio y la letalidad».

Se requiere de los cartageneros y, en especial, de los visitantes cumplir con las normas de los protocolos de bioseguridad, del auto cuidado, protección y responsabilidad personal, social y comunitaria.

Por último, el funcionario dijo que se contempla la posibilidad de que en algunos establecimientos se proceda a solicitar la suspensión permanente de la actividad. «Aquellos comercios que lleguen a tres sanciones, se pedirá a la autoridad competente el cierre definitivo, como lo señala la ley», puntualizó a #noticiasvital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *