El señor alcalde está generando un conflicto con los trabajadores

Trabajadores de la Alcaldía de Cartagena miembros del Sindicato de Trabajadores Oficiales y Públicos del Distrito de Cartagena denuncian malos tratos e irrespeto.

Sala Redacción. – El presidente del Sindicato de Trabajadores Oficiales y Públicos del Distrito de Cartagena, Antonio Cabarcas Marchan, en un pronunciamiento público le solicita al alcalde de Cartagena William Dau Chamatt, buen trato y respeto.

Los trabajadores sindicalizados de la Alcaldía de Cartagena rompieron su silencio, luego de los insultos y amenazas que se hicieran contra los trabajadores de la Secretaria de Hacienda Distrital y recordaron el mal trato, las ofensas y calificativos deshonrosos que se hicieron contra los trabajadores del Tránsito, el DADIS y Alcaldías Locales entre otras dependencias, donde se trabaja bajo presión.

“Se ha vuelto reiterativo el maltrato verbal de Dau, caso del DATT, quienes han laborado a sol y agua, sin pagos de salarios de los meses de noviembre, diciembre, primas de navidad y en igual condiciones se encuentran los funcionarios de Hacienda, que son personas entregadas, con sentido de pertenencia y lo que reciben es improperios generalizados, con señalamientos absurdos, pésimos y vulgar lenguaje, total difamación sin ser objetivo. El señor alcalde está generando un conflicto con los trabajadores, acoso laboral, que es evidente en sus declaraciones. Por eso le decimos: Alcalde ni una agresión más a los funcionarios de la alcaldía. Exigimos respeto, nosotros tenemos dignidad, tenemos familia a los cuales les afecta esa cantidad de calificativos denigrantes que usted expresa contra nosotros”, dijo Antonio Cabarcas Marchan, presidente de SINTRAOFIPUCAR. Agrega el representante sindical de los trabajadores, que los funcionarios de la alcaldía han sido víctimas del sistema, han sido atropellados en su condición laboral por años y esperaban que con su llegada, se iban a superar los inconvenientes que han padecido y ha resultado todo lo contrario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *