BASTA DE VEJÁMENES CONTRA CARTAGENA. Por Álvaro Morales

Me había propuesto escribir sobre “Cartacho”, la cuestionada mascota de los Juegos Nacionales pero las maquinaciones contra los avances logrados con la estabilidad administrativa del distrito de Cartagena, no sólo me hicieron “hervir la sangre”, sino, que me llevaron a cambiar de opinión y de tema, decidiéndome a escribir sobre lo último, el nuevo e indolente zarpazo que contra la ciudad y sus recursos financieros pretenden dar un indeseable grupo de granujas y ex convictos del ejercicio indigno de la política.

Decidí escribir sin eufemismo, “medias tintas”, ni ambigüedad, no; la situación no amerita que se haga así; lo haré con crudeza y con claridad porque me duele la ciudad, y me duele mucho más cuando reverbera en mis pensamientos que tales maldades contra #Cartagena son engendradas en las malévolas mentes de ex convictos procedentes de otras latitudes del país y que por obvias razones no pueden sentir el más mínimo aprecio ni estimación por ella.

Faltando menos de seis meses para que finalice este infortunado cuatrienio de gobierno, y bajo infames artimañas, se ha querido desbancar a Pedrito Pereira como alcalde encargado de Cartagena bajo el malintencionado pretexto de  remplazarlo por la vacancia absoluta que se ocasionó por la anulación de las atípicas elecciones donde se escogió al fracasado e inhabilitado Quinto Guerra como alcalde de la ciudad.

Y las preguntas que muchos nos hacemos son, ¿por qué el Partido Conservador excluyó a Pedrito, militante de esta corriente política, de la terna presentada al presidente Duque para que se nombre un nuevo alcalde?

¿Qué méritos, diferentes al de ser sobrino del ex senador William Montes condenado por parapolítica, tiene el representante a la Cámara por Bolívar, pero residente en Bogotá, Emeterio Montes de Castro, para ofrecer nombres al Presidente con fines de remplazar a Pedrito? Ninguno.

¿Qué méritos tiene la senadora Conservadora Nadia Blel Scaff, aparte de ser hija del también condenado por parapolítica ex senador Vicente Blel Saad para hacer lo mismo? Ninguno.

O, ¿es que las decisiones del alcalde Pedrito Pereira contra presuntas irregularidades por parte de oferentes en las licitaciones del PAE, manejados por la Secretaría de Educación Distrital, en cabeza de Claudia Almeyda, acólita del ex senador Montes, lo han incomodado y son parte de los motivos por las que busca su remoción?

O, ¿será que los recursos por casi sesenta y cinco mil millones de pesos del Rubro  “Primero La Educación”, el mismo Plan Becario, usado para favorecer a planteles educativos del régimen particular y del cual se generan grandes  “dividendos” o coimas son parte del “dulce” que significa controlar la Secretaría de Educación Distrital? ¿O serán los grandes dineros de la Protección Costera, el motivo de la remoción?

Todo indica que la permanencia de Pedrito hasta final del periodo se le estaría atravesando a la trinca que tienen organizada los ex senadores William Montes, Vicente Blel Saad y Javier Cáceres, ex convictos todos, y la cual busca hacer moñona quedándose con la gobernación de Bolívar en cabeza de “Vicentico”, el heredero de Blel; y con el que ellos pongan en la alcaldía de Cartagena.

Pero es que además hay que tener bien claro que el juego de estos indeseables corruptos con la ciudad ha sido el elegir a inhabilitados, incapaces o incompetentes  para después “montar” al que “les camine”, como dicen.

Con el ex senador Montes me embarga una profunda tristeza cuando  recuerdo aquel bisoño y hasta noble muchacho venido de los Montes de María, parco y tímido al hablar y concluyo como cierto lo que dijo Rousseau, “El hombre nace bueno y la sociedad lo corrompe”.

Doctor Pedrito, Salvador Allende dejó a Pinochet en su gobierno, y encontró la muerte. No siga “durmiendo con el enemigo”.

No más vejámenes contra Cartagena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *