SAL DE GALERAZAMBA, SIN COMPRADOR

Por: Olga Bonivento Duchemín

A partir del lunes 22 de abril, se inició la extracción de sal con maquinaria pesada en las salinas de Galerazamba, sin embargo, hasta el momento, no existe comprador para el producto.

La entrada turística se cerró para evitar atrasos en el proceso y riesgos a los visitantes al lugar.

Desde hace dos años, la empresa privada, Sales de Galera, que es quien tiene la licitación para la explotación minera, había dejado de explotar las salinas, por lo tanto no había producción en el lugar y afectaba directamente a la comunidad, ya que es la que se encarga del proceso de extracción.

Debido a esto, la comunidad de Galerazamba se unió y presionó a la Gobernación de Bolívar para nuevamente iniciar con la producción en el lugar.

Cabe resaltar que en Colombia sólo hay dos puntos en los que se puede extraer sal marina, en Galerazamba, Bolívar y en Manaure, La Guajira, ya que los ecosistemas están preparados naturalmente para el proceso.

Piscinas de salinización

El 11 de marzo, a través de una ceremonia significativa, el gobernador de Bolívar, Dumek Turbay Paz, hizo la reapertura de las salinas de Galerazamba.

La producción y comercialización de la sal, estaría a cargo de la comunidad, quienes tienen una asociación llamada, Asociación Comunitaria de Mineros; y el mantenimiento de las salinas, seguiría siendo responsabilidad de Sales de Galera.

Bloque de sal extraído de las salinas

Días después, el 18 y 19 de marzo, la comunidad cerró el acceso en señal de protesta. Pues a pesar de ser el lugar muy atractivo turísticamente, no se había podido iniciar el proceso de extracción de sal. De igual forma, no se había contratado quién iba a ser el comprador del producto.

El cierre inesperado de las salinas, afectó en gran medida al sector turístico, dado que agencias de viajes ya habían contratado con turistas, y al no poder acceder, debieron hacer la devolución del dinero.

“Nosotros fuimos el lunes 18, y nos encontramos con que la comunidad había cerrado porque no tenían cómo comercializar la sal, y llevábamos turistas, así que los tuvimos que devolver a Cartagena y entregar su dinero”, indicó Lina Arciniegas, de Ruta Verde Caribe.

La Asociación Comunitaria de Mineros, recibió la solicitud de compra de una empresa extranjera. Sin embargo, el representante legal, Guillermo Melendez, no estuvo de acuerdo en cerrar el negocio, y hasta el momento, continúan sin comprador.

El 22 de abril, nuevamente se cerró el acceso turístico a las salinas de Galerazamaba y se inició la extracción de sal con maquinaria.

A pesar de la presión de la comunidad, sigue sin haber a quién vender la sal que se ha extraído, por lo tanto a las orillas de las piscinas de salinización hay montañas de sal, con riesgo de pérdida si inicia la temporada de lluvias.

Sal extraída en las orillas de las piscinas de salinización

Este medio intentó comunicarse con la oficina de prensa de la Gobernación de Bolívar, pero no encontró ningún tipo de respuesta.

Es importante resaltar que, el turismo no afecta la producción salina en el lugar. Y que, para la comunidad es igual de importante que ambos sectores, turístico y minero, funcionen para el mejoramiento de su economía.

Sin embargo, Insatur, empresa que se encarga del turismo en Galerazamba, acoge las recomendaciones del ministerio de minas para evitar la contaminación del ambiente.

“El ministerio de minas no está de acuerdo con el ingreso de vehículos a la zona y de personas que llegan a vender productos”, contó Mario Robles, guía turístico.

Las piscinas de salinización son 5 en total, llamadas cristalizadoras, son de 40 cm de profundidad, en las cuales el sol ayuda a la evaporización del agua y formación de cristales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *