PLANTÓN EN LA CLÍNICA BARÚ

Por: Olga Bonivento Duchemín

Este 10 de abril, un grupo de personas protestaron a las afueras de la clínica Barú para pedir el cierre del centro asistencial.

Con arengas y pancartas, familiares de pacientes pedían el cierre debido a malos procedimientos y atención a los usuarios.

En el plantón se conocieron casos de pacientes con procedimientos quirúrgicos innecesarios o mal practicados.

Manifestantes inconformes con la atención de la Clínica Barú// Cortesía

Uno de los casos es el de Maxceyder Morales, quien sufrió un accidente y fue trasladado a dicha clínica, según el dictamen uno de sus pies debía ser amputado por la lesión.

La familia los trasladó a otro centro asistencial en donde le trataron la lesión sin necesidad de amputación.

La clínica Barú se negaba dar salida al paciente y, advertían que si se iba, no darían ningún tipo de documento.

Otro de los casos expuestos en la protesta, fue el de Jalima Elena López Saleme, quien en 2017 ingresó a la clínica por una reparación de tendón, procedimiento considerado de menor riesgo y ambulatorio y, que sin embargo, le causó la muerte.

Según las denuncias de los manifestantes, los pacientes de accidentes son llevados a la clínica Barú, porque es la única que atiende con el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT), a pesar que todas las clínicas deben atender ese tipo de urgencias.

La retención de pacientes y negación del alta voluntaria hasta agotar los recursos del SOAT, fueron algunas de las denuncias en la protesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *