El Estadio Jaime Morón no aguanta tanto abuso

Durante el partido de Real Cartagena Vs. Quindío una placa de la tribuna occidental cedió y se desplomó sin dejar consecuencias graves sobre los aficionados al Torneo Águila.

Por Oscalora.- En momento que los aficionados al fútbol profesional celebraban en la tribuna occidental el segundo gol de Real Cartagena conseguido en el minuto 21 de la segunda mitad por Robert Harrys. Uno de los hinchas “Auriverdes” se llevó un gran susto en momentos que la placa donde saltaba de emoción en compañía de su primo, colapsará y por poco cayera de una altura de casi 20 metros.

Jorge De Oro y Cesar Redondo
Jorge De Oro y Cesar Redondo

Jorge De Oro, fue el aficionado que se fue por el hueco al romperse la placa. “Yo quedo en el aire y me sujeto de la silla y de lo que quedó de la placa y los demás compañeros me ayudaron a subir” “Yo me sostuve mientras mi primo se dio cuenta y los que estaban alrededor nos ayudaron”. Jorge, reconoce que se encuentra en sobrepeso (Su peso actual es 116 Kg) y desde el segundo semestre de 2018 acompaña al Real en condición de local.

Jorge De Oro

Cesar Redondo, reconoce que gracias a Dios las cosas no pasaron a mayores “Estaba celebrando el gol y gracias a Dios no paso a mayores, pude sostener a mi compañero” “Afortunadamente no paso una tragedia mayor y hacemos un llamado a las autoridades para que esté más atenta a esta situación” con lo ocurrido Cesar dice que seguirá acompañando al Club Heroico.

Cesar Redondo

Pero, ¿Qué tanta responsabilidad le asiste al ente gubernamental encargado del estadio de fútbol Jaime Morón y los aficionados que enloquecen al celebrar los goles de los “Auriverdes”? no lo sabemos. Pero, lo que sin duda debe suceder es la intervención oportuna y efectiva del IDER al estadio de fútbol y velar por el debido mantenimiento de los escenarios deportivos que solo son objeto de mantenimiento en momento de competencias nacionales e internacionales.

Debemos entender que los escenarios deportivos no resisten más el abuso y que hoy, por hoy el deporte es una industria que debidamente administrada da rentabilidad económica y social, al tiempo que mantiene entretenida a la ciudadanía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *