Las razones del paro de FECODE

En dialogó de la Agencia Nacional Sindical con el presidente de FECODE, Nelson Alarcón, contó los motivos que les lleva a realizar a la movilización del próximo 14 de febrero de 2019

Sala Redacción (Oscalora).- Son varios los objetivos de esta jornada de paro y movilización nacional, afirma el presidente de FECODE. En primer lugar reclamar el derecho a la vida. Calificó como sistemáticas las amenazas y los asesinatos de líderes sociales (22 en lo que va del año) y los maestros y maestras son líderes en las regiones donde trabajan, y por tanto vulnerables.

Otro eje de la protesta de este jueves tiene que ver con el Plan Nacional de Desarrollo que radicó el Gobierno para su debate en el Congreso. Según Fecode, este Plan no incluye mayor inversión en educación y va en contravía de los derechos laborales y salariales del magisterio.

Y está el tema que no falta en el memorial de reclamos del magisterio colombiano: la pésima atención en salud que están recibiendo por irregularidades por parte del Estado y el Ministerio de Educación. A los operadores del servicio de salud al magisterio se les debe más de $700 mil millones, deudas que vienen desde hace años.

Como tampoco ha habido diligencia en la contratación de los nuevos operadores. Hace más de un año debieron liquidarse los contratos anteriores, y eso no ha sucedido. Lo que está acarreando pérdidas monetarias para el Fondo de Prestaciones Sociales del Magisterio, por las demandas que se están interponiendo. La primera fue por $17 mil millones, que perdió el Fondo.

Otro tema que tocó el directivo sindical como argumento para el paro y movilización del magisterio, es el reclamo de una reforma constitucional del Sistema General de Participaciones, a fin de que la educación pública cuente con mayores recursos, así como la salud, el saneamiento básico, el agua potable.

Según Alarcón, las instituciones educativas se están cayendo o las están demoliendo, porque no se ha ejecutado la mayoría de los contratos de reconstrucción que dejó el gobierno anterior por 2 billones de pesos. Señaló que, según datos del propio Ministerio de Educación, de los 520 contratos que se adjudicaron hay 430 que no se están ejecutando. Lo que ha llevado a situación críticas en algunas regiones, como en el municipio de Dos Quebradas, Risaralda, donde varias edificaciones educativas se demolieron y los niños están en la calle o recibiendo clases en lugares poco dignos.

También hay grandes carencias y dificultades en la dotación de material didáctico, el transporte y la alimentación escolar, servicios estos donde también se ha detectado corrupción, sobre todo en lo de la alimentación escolar, que por lo mismo es de mala calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *